Torre de control del AIFA: Un ícono en diseño arquitectónico

Torre de control del AIFA: Un ícono en diseño arquitectónico

La Torre de Control Aéreo de un aeropuerto es quizá la parte más importante del mismo en materia de seguridad, debe contar con lo más moderno en tecnología, pero cuando hablamos de seguridad no sólo se hace referencia a este aspecto, sino también a cuestiones de diseño que garantizan un correcto desempeño, sin dejar de lado, por supuesto, el desarrollo arquitectónico del mismo.

La torre de control del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía “General Felipe Ángeles” tendrá una altura de 88 metros, con un costo total de $980´000,000 pesos y su tiempo de ejecución será de tan sólo 18 meses. Si hacemos un comparativo con lo que sería la torre de control del cancelado NAIM, esta mediría 88.14 metros, con un costo de $1,242´131,349 pesos y en un tiempo de construcción de 25 meses.

La cimentación de la torre de control del AIFA ya está lista, se procederá entonces a la instalación de la super estructura de 88 metros, que tendrá un peso de 1,400 toneladas; en materia de seguridad, esta torre de control tendrá 14 posiciones para controladores, siendo así la más grande del país.

A pesar de que será una construcción esbelta, para el diseño estructural se realizó la comparación de modelos matemáticos lineales y no lineales, considerando los efectos de sintonizadores de masas y disipadores sísmicos, con el fin de mitigar las vibraciones eólicas y los desplazamientos provocados durante un sismo; no obstante como resultado de las condiciones del suelo del lugar, no resultó necesario incluirlos.

Estos análisis para el diseño del fuste se realizaron siguiendo las recomendaciones de sismo y viento del Manual de Obras Civiles de la CFE y las Normas Técnicas Complementarias de Diseño de la CDMX, además se consideraron estudios en túnel de viento para obtener los coeficientes de arrastre, de presión local y efectos dinámicos por vórtices. Independientemente de haber cumplido con la normatividad aeroportuaria de la Organización de Aviación Civil Internacional y la Agencia Federal de Aviación Civil.

Diseño mexicano y seguridad en la torre de control

El fuste de la torre de control del AIFA tendrá una forma hexagonal y llegando a la terraza, se desenvolverá en forma de dodecágono, generando una vista completa de 360 grados al interior de la cabina de control, este fuste también contará con un recubrimiento ligero en color mate para evitar que los reflejos del sol afecten la visibilidad de los pilotos, además, los cristales de la cabina de control tendrán una inclinación de 18 grados, también para evitar reflejos de luz.

La torre de control del AIFA también tendrá elementos arquitectónicos que recordarán nuestra gloriosa historia, pues para su diseño se ha tomado como concepto el poderío del México Prehispánico. El fuste representará un Macuahuitl, el cual era un arma tradicional de estas culturas, por otra parte, la base de la torre de control inspirará la solidez y protección del Chimalli, un escudo defensivo de las culturas mesoamericanas.

El AIFA será un aeropuerto de clase mundial, con lo último en materia de tecnología y seguridad, pero no se olvida en sus aspectos de diseño arquitectónico de la extensa y muy nutrida historia de nuestra nación. 

Leave a Reply