El sector privado mexicano asume importantes proyectos ferroviarios

El sector privado mexicano asume importantes proyectos ferroviarios

Los proyectos ferroviarios que se creía abandonados por el gobierno mexicano ahora están siendo retomados por el sector privado, cuyo objetivo es completarlos para 2024.

La concesión de estos proyectos a empresas privadas se reveló durante la presentación de la primera de las tres etapas de inversión en el programa de infraestructura (PNI) de México 2019-24.

El sector ferroviario solo cuenta con ocho de los 147 proyectos de infraestructura que el gobierno planea lanzar en los próximos cuatro años con inversión del sector privado.

Los proyectos ferroviarios, sin embargo, se encuentran entre las iniciativas con los mayores montos de inversión.

De los 859.000mn de pesos estimados (US $ 43.000mn) para todos los proyectos, 67.500mn de pesos se asignarán a obras ferroviarias, según funcionarios y representantes del sector privado involucrados en la redacción del PNI.

Entre los proyectos ferroviarios destacan la finalización del tren interurbano Ciudad de México-Toluca, un corredor de tren ligero que une el aeropuerto internacional de Monterrey (MTY) con cinco municipios en el estado de Nuevo León, un tren costero en el estado de Baja California y una sucursal suburbana que conecta la Ciudad de México con la base aérea militar de Santa Lucía en el estado de México.

BNamericas analiza el estado de estos proyectos, sus inversiones y actualizaciones recientes.

Tren interurbano México-Toluca

El sector privado propuso revivir este proyecto que une Ciudad de México y Toluca en el estado de México, con la esperanza de completarlo para 2023 y tenerlo operativo para 2024 a más tardar.

El sector privado asignará unos 20.000mn de pesos el próximo año al proyecto, que reanudó las obras de construcción este año bajo la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Alrededor del 86% de la construcción se completó, según el ministro de transporte y comunicaciones, Javier Jiménez Espriú.

“Es un proyecto muy grande y muy costoso, que originalmente costaría 30.000mn de pesos”, dijo durante la 13ª edición del congreso nacional de ingeniería civil.

Pero el costo del tren ha crecido exponencialmente desde que comenzó la construcción en 2014 y hasta ahora el gobierno ha gastado 63.000mn de pesos en su desarrollo.

Todavía se necesitan unos 27.000mn de pesos para completar el proyecto, dijo Jiménez, quien agregó que el gobierno le asignó 3.000mn de pesos en el presupuesto aprobado recientemente para 2020.

El financiamiento del resto del proyecto se decidirá en 2020, dijo.

El ferrocarril de 58 km de largo tendrá seis estaciones y acortará el tiempo de viaje entre la Ciudad de México y Toluca a 39 minutos de 1 a 2 horas, dependiendo del tráfico.

Cuando se complete, el tren transportará a unos 23 millones de pasajeros diariamente, según las estimaciones, y se sugirió una parada adicional en el aeropuerto internacional de Toluca, uno de los aeropuertos en el sistema de tres aeropuertos propuesto por AMLO.

Corredor ferroviario ligero del aeropuerto García-Monterrey

La construcción del corredor del tren ligero en el estado de Nuevo León se estimó en 13.000mn de pesos con inversiones provenientes del sector privado.

La construcción comenzará en 2021 y finalizará en 2022, según la primera etapa del PNI.

El proyecto fue anunciado por el propio AMLO a principios de este año durante una visita al estado al firmar un acuerdo con representantes del gobierno estatal.

A diferencia de los otros proyectos, la inversión para el corredor del tren ligero, también conocido como tren interurbano, coincide con la propuesta original.

El tren recorrerá los municipios de Apodaca, San Nicolás de Los Garza, Monterrey, San Pedro Garza García, Santa Catarina y García.

Cubriendo una distancia de 62 km, habrá 27 estaciones con 22 paradas intermedias, dos terminales de transferencia intermodal y tres que sirven como terminales de transferencia intermodal con las líneas existentes de metro y ecovía. Unos 11 millones de pasajeros se beneficiarán anualmente del tren interurbano.

Tren costero de Baja California

Se ha publicado muy poca información para el proyecto del tren que servirá a las principales playas turísticas del estado de Baja California.

El proyecto se agregó a los paquetes de proyectos ferroviarios que comenzarán en 2023 con una inversión privada de 10.200mn de pesos, la tercera inversión más alta en la primera etapa del PNI. La finalización del proyecto se estima para 2024.

El representante de la organización empresarial mexicana CCE en Baja California, Gabriel Camarena Salinas, dijo a los medios locales que el tren atravesaría las principales playas del municipio de Playas de Rosarito y concluiría en el puerto de Ensenada.

“Debido a que es un proyecto bastante ambicioso o costoso … requiere inversión pública y privada. Tendríamos que ver si el borrador, especialmente la parte financiera, [es suficiente] para el proyecto … y si la tasa proyectada era apropiada para recuperar esa inversión “, dijo Camarena a Uniradio Fórmula.

Sucursal del tren suburbano Lechería-Santa Lucía

La cuarta inversión más grande entre los proyectos ferroviarios será un enlace ferroviario entre la estación existente de Lechería y la base aérea militar de Santa Lucía en el estado de México.

La estación de Lechería es parte del tren suburbano existente que conecta la Ciudad de México y el estado de México.

La conexión ayudaría a transportar pasajeros al aeropuerto internacional Felipe Ángeles (AISL), que aún está en construcción y será parte del sistema de tres aeropuertos de AMLO. El proyecto contará con 10.000mn de pesos de inversionistas privados para la construcción, que se programó para 2023-24.

La empresa española de fabricación ferroviaria CAF, concesionaria de la línea de trenes suburbanos, ya posee los derechos de vía para una futura sucursal de 20 km que une Lechería con Nextlalpan, un municipio que limita con Zumpango y Tecámac.

Fuente: www.bnamericas.com

Leave a Reply