El juego de la Ciudad de México reaviva el vínculo de los Chargers con los fanáticos en Tijuana

El juego de la Ciudad de México reaviva el vínculo de los Chargers con los fanáticos en Tijuana

San Diego no fue la única ciudad molesta por la partida de los Chargers a Los Ángeles hace tres años.

Los Chargers crearon muchos seguidores en la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana durante los 56 años que el equipo pasó justo al norte en San Diego. Aunque decepcionado y frustrado por el movimiento, muchos de los fanáticos, incluido el residente de Tijuana, Pedro Panamá, siguen siendo partidarios del equipo.

Miran y apoyan a los Chargers de Los Ángeles en casa, en bares deportivos o en el casino los días de juego; ellos siguen al equipo a través de las redes sociales; y unos pocos intransigentes aún hacen el viaje de más de dos horas a Carson en los días de juego. Ese viaje podría incluir una espera de una hora para cruzar la frontera de Tijuana a los Estados Unidos.

“Todavía me gusta el equipo”, dijo Panamá, un fanático de los Chargers durante 30 años que vestía una camiseta azul marino de Philip Rivers mientras veía la NFL en Buffalo Wild Wings el domingo. “Todavía me gusta Rivers. Era titular de boletos de temporada cuando jugaban aquí en San Diego, y desearía que regresaran a San Diego. No estoy de acuerdo con que se muden a Los Ángeles”.

Con los Chargers jugando en la Ciudad de México contra los Chiefs de Kansas City en Monday Night Football (8:15 p.m. ET, ESPN), Panamá dijo que le gustaría hacer el viaje para ver a su equipo favorito jugar en su país de origen.

Es significativo para Panamá y otros fanáticos de los Chargers en Tijuana ver a los Bolts jugando en México.

Al igual que Panamá, Raúl Cortez llevaba una camiseta de Rivers. Estaba jugando tragamonedas en el Casino Caliente y en la casa de apuestas deportivas en Tijuana. El casino está situado al lado del Estadio Caliente, hogar del equipo de fútbol Club Tijuana, que juega en la Liga MX, la mejor liga de México.

“Soy de Tijuana, y desde que nací aquí, he seguido a los Chargers, así que estoy con ellos”, dijo Cortez. “El hecho de que fueron a Los Ángeles fue muy malo para nosotros, pero aún así los apoyamos. Hay mucha gente en Tijuana que todavía apoya a los Chargers”.

Cortez tiene razón. Según los números proporcionados por la liga, los Chargers tienen el mayor número de seguidores de la NFL de cualquier equipo en el estado mexicano de Baja California y la mayor base de fanáticos hispanos de cualquier equipo de la NFL (41.1%).

Los Chargers acreditan a seis organizaciones de medios en Baja California que viajan para cubrir al equipo en los días de juego. Los Bolts son el octavo equipo más popular en la Ciudad de México, que está a casi 1,800 millas de Tijuana.

Dante Lazcano ha cubierto a los Chargers desde 1995 y trabajó en las transmisiones del día de juegos en español del equipo desde 2009. Aunque la organización podría haber hecho más para cultivar la base de fanáticos en Tijuana, Lazcano dijo que los Chargers siguen siendo un equipo importante para su ciudad.

“La gente de Tijuana, Baja California, Mexicali, Ensenada, Rosarito y Tecate, crecimos con los San Diego Chargers, y algunos de esos muchachos siguen siendo leales porque crecimos con esos colores y nos identificamos con ese equipo”, dijo Lazcano. . “Y estoy hablando como ‘nosotros’ porque soy parte de esta comunidad y nos gusta el fútbol”.

“Desafortunadamente, dejaron la ciudad, pero algunas personas aún los apoyan. En este momento, es difícil para esos tipos seguirlos a Los Ángeles porque es un viaje de dos horas y es costoso”.

El juego contra los Jefes en la Ciudad de México ofrece otra oportunidad para que los Chargers lleguen a los fanáticos en Tijuana. Aún más, Cortez cree que el juego en la Ciudad de México podría ayudar a generar impulso para que una franquicia de la NFL se mude a la ciudad, algo a lo que estaría a favor.

“Oh, sí, seguro”, dijo Cortez. “Nos gusta el fútbol, ​​pero también nos gusta el fútbol. Definitivamente lo apoyaríamos”.

Para el esquinero de los Chargers, Michael Davis, el viaje a la Ciudad de México es una oportunidad para que los miembros de la familia lo vean jugar por primera vez. El padre de Davis es negro, pero su madre, Ana Martínez, es de México y le enseñó español a una edad temprana.

Al crecer, Davis viajaba regularmente a México durante las vacaciones para visitar a la familia del lado de su madre, y espera la oportunidad de que la familia lo vea jugar en persona.

Davis dijo que su familia es de Michoacán, unas cuatro horas al oeste de la ciudad de México. Sin embargo, sus abuelos viven actualmente en la Ciudad de México, por lo que su familia podrá verlo jugar por primera vez en el Estadio Azteca. Su madre también está haciendo el viaje.

“Mis abuelos nunca me han visto jugar, por lo que significa todo para ella”, dijo Davis sobre su madre. “Para su madre verme jugar, ver a su nieto jugar, eso es lo principal. Así que es emocionante. Siempre quise que mis abuelos me vieran jugar, pero nunca tuvieron esa oportunidad porque siempre jugamos en el Estados “.

Fuente: www.espn.com

Leave a Reply